viernes, 3 de octubre de 2008

Impresiones de Malasia - 1

Una de las primeras impresiones al llegar a Malasia es la de la diversidad humana. Coexisten 3 razas principales, la malaya, la china y la india, ademas de multitud de grupos etnicos. La amalgama cultural es asombrosa y lo mas destacable quiza es la pervivencia de grupos de culturas primitivas con costumbres y ritos ancestrales, muy ligados todavia a la naturaleza, que aunque al borde de la desaparicion, aun se pueden encontrar en algunas zonas. Aunque el estado de Malasia se declara oficialmente islamico se da libertad culto para las demas religiones lo que da lugar a que, en Melaka por ejemplo, se pueda uno encontrar en la misma calle un templo budista, una mezquita y un templo indú puerta con puerta. Ademas hay tambien iglesias cristianas como la catolica, anglicana, adventista,... Esta riqueza religiosa hace que en el calendario malayo haya 14 dias festivos entre ramadan, año nuevo chino, Navidad cristianiana y alguna festividad indú.

Volviendo a la libertad de culto, es muy curioso como la policia puede multar a los musulmanes por saltarse ciertas normas religiosas como por ejemplo la prohibicion de comer en Ramadam, pero al mismo tiempo los chinos pueden comer cuando les de la gana.

Aunque te venden la idea de Malasia como ejemplo unico y modelico para el resto del mundo de convivencia pacifica y armoniosa hay discriminacion oficial y si no hay problemas es porque chinos e indús no quieren. De hecho en 1969 hubo luchas raciales muy graves entre chinos y malayos. El mejor ejemplo de discriminacion son los puestos publicos, que estan casi reservados exclusivamente a los malayos. Es muy comun oir: 'somos todos iguales pero hay unos mas iguales que otros'.

Es interesante como cada raza organiza sus propios colegios e incluso universidades. Asi se ven uniformes de pantalon y manga cortas para chinos y uniformes de velo islamico para malayos.


Otro logro de esta sociedad es la libertad de expresion. Se puede hablar de lo que se quiera siempre y cuando no se critique al gobierno o a la religion. Nos contaban nuestros amigos que es el mecanismo que emplea el gobierno para perpetuarse en el poder. Hace poco un destacado miembro de la oposicion fue encarcelado con la excusa de que habia solicitado al imam de la mezquita de su barrio que bajaran un poco el volumen de la primera llamada a oracion del dia, a eso de las 5 de mañana.

Nuestra visita a este pais ha coincidido con el Ramadan, el mes de ayuno para los musulmanes. Sabiamos lo que era, pero ha sido muy interesante ver los detalles. Fue sorprendente ver casi media hora antes del final del ayuno todas las mesas ocupadas, eso si, nadie come. Les traen la comida e incluso empiezan a repartirsela, pero nadie come ni bebe. Esto nos choco muchisimo. Solo al ponerse el sol, cuando comienza a cantar el muhecin, empieza la gente a comer. En cada ciudad varia unos minutos y asi en Kuala Lumpur, por ejemplo, finalizaba a las siete y cuarto.

El problema para el turista es que muchos restaurantes solo sirven una tanda que coincide con el cese del ayuno. La gente cena bastante rapido y las mesas se vacian en seguida por lo que los restaurantes cierran inmediatamente, sobre las ocho de la tarde, y te quedas sin cenar como te descuides. La solucion es cenar antes de las siete, al menos en este mes, o bien ir a los restaurantes chinos, que estos no siguen el Ramadan y el hecho de que sirven cerdo mantiene alejados a los malayos.

No hay comentarios: