lunes, 26 de abril de 2010

Hobart y Port Arthur

Aprovechando el puente del dia de Australia nos fuimos a Tasmania que es una isla australiana que esta a unos 250 kilometros al sur de la Australia continental y en concreto de Melbourne. Esta muy poco poblada, menos de 1 millon de habitantes y es reputada por tener muchas zonas practicamente virgenes. De hecho el 37% de su territorio son parques naturales.

El nombre de Tasmania viene del primer europeo que la avisto, el explorador holandes Abel Tasman, alla por el 1642. Aunque hasta 1855 se la conocia como la tierra de Van Diemen, que era el holandes que pago la expedicion. El primer asentamiento se hizo con una mision mandada desde Sydney en 1803. Asi pues Hobart no solo es capital del estado de Tasmania, sino tambien la segunda ciudad mas antigua del pais.

Llegamos un sabado que es dia mercado. Se celebra en la calle Salamanca. Estuvo muy entretenido. Aqui esta Marisa probando una cosa que descubrimos: "cuero de frutas"



La ciudad esta dominada por el monte Wellington de mas de 1200 metros. Supuestamente hay buenas vistas, pero hay que tener coche para ir alli. En vez de eso nosotros fuimos a dar una vuelta por la parte alta de la ciudad y por el centro. Aqui teneis unos edificios que formaban parte de una antigua fabrica de mermelada, que era una industria muy emblematica de aqui.


El plato fuerte fue una excursion que hicmos a Port Arthur dentro de un viaje organizado. La primera parte de esta excursion era mas de paisajes y de naturaleza, pero eso os lo contaremos en el articulo de la semana que viene.

Quizas no sea el tema mas interesante para mucha gente pero para hablar de historia en Australia es inevitable hablar de la historia de los convictos. Como ya sabeis los mandaban a diferentes partes de Australia a cumplir su pena mientras servian de mano de obra barata para mutiples industrias. Solo en los primeros 45 años de la colonia llegaron 75000 presos a Hobart.

El caso es que decidieron crear un sitio especial para todos los presos australianos que se portaban peor. Este sitio fue Port Arthur. El gobierno se propuso hacer de el un sitio temido que solo de mencionarlo diera miedo a aquellos en el Reino Unido que se planteaban delinquir. Escogieron una recondita cala en la peninsula de Tasman, al sur de Hobart. Esta peninsula estaba unida al resto de Tasmania por un trozo de tierra de no mas de 50 metros de ancho. Estaba custodiado por varios guardias con un monton de perros. Es por eso que ese sitio se conoce como la "linea de perros". Esta es una foto de los restos de la colonia penitenciaria de Port Arthur.


Algunos años despues las autoridades decidieron dar un giro a la politica penitenciaria buscando la manera de reconvertir a los presos, para que puedieran rehacer su vida al final de su condena. Hay que explicar que muchos presos fueron mandados a Australia por robar un pañuelo, o incluso unas manzanas. Pensaron que mucha gente habia delinquido por no tener "oficio ni beneficio" como se suele decir en español. Asi se montaron talleres artesanales de todo tipo en el que lo presos aprendian oficios. Y a medida que iban portandose mejor les cambiaban a talleres donde el trabajo era menos duro.




Las autoridades se dieron cuenta que algunos presos muy duros hacian alguna picia para que los castigaran en publico y asi tuvieran la oportunidad de mostrar lo duros que eran y ganar asi reputacion y estatus con los otros presos. Visitamos un edificio a parte donde pusieron en practica una idea nueva por aquel entonces, el castigo psicologico. Tenian unas salas completamente a oscuras y aisladas por 3 paredes y 3 puertas de modo que no se oia ni veia nada. Los alimentaban a horas irregulares y se descontrolaba el cerebro. El preso no sabia cuanto tiempo llevaba alli y la total soledad ablandaba su conducta ... a veces demasiado.

El proximo articulo contara cosas mas alegres.

lunes, 19 de abril de 2010

Christchurch

Christchurch, en la isla sur, es nuestra ultima parada antes de regresar a Sydney. Llegamos aqui con un vuelo desde Wellington para ganar tiempo pero hemos leido que cruzar en barco a la isla sur es mas bonito si hay tiempo, claro.

Nada mas salir del aeropuerto se encuentra el Centro Antarctico Internacional, un museo la mar de interesante y entretenido sobre el polo sur. Ademas de muy educativo te lo pasas como un enano en algunas zonas interactivas. Una de las mas divertidas es la recreacion de una tormenta en la Antartida. Consiste en una sala completamente aislada como si fuera un frigorifico enorme, en la que cada hora provocan una ventisca con potentes ventiladores que son capaces de bajar la temperatura hasta -18 grados centigrados.....aunque pensandolo bien, con el frio que sabemos que esta haciendo este invierno en Europa quiza no os parezca para tanto.


Tambien se puede ver como se alimenta a los pinguinos en vivo y en directo pues el centro ha ido recogiendo algunos ejemplares que se encontraban enfermos para intentar curarlos y rehabilitarlos.

En la parte mas educativa hay muchisima informacion y audiovisuales sobre las instalaciones en la Antartida y como es la vida alli para los cientificos y todo el personal que trabaja por meses en tan duras condiciones.

Para finalizar, volvimos a pasarlo en grande montandonos en un vehiculo todo terreno llamado Hagglund, construido en Suecia especialmente para ser usado en la Antartida. Durante 10 minutos experimentamos mas botes y meneos que si estuviesemos metidos dentro de una coctelera y nos estuviesen agitando, tales son las condiciones de los terrenos por los que son capaces de ir estas increibles maquinas, especialmente pensadas para conducir sobre hielo. Muy impresionante, de verdad.


Un detallito mas para concluir, y es que la razon de que el museo se encuentre precisamente en esta ciudad, cuyo nombre se puede traducir como, Iglesia de Cristo, es porque desde aqui salen como el 70% de todas las expediciones y viajes a la Antartida que se realizan hoy en dia.

Despues de esta excitante experiencia nos dirigimos al centro de la ciudad a buscar nuestro alojamiento. Esta vez elegimos algo original: una prision reconvertida en albergue.


Una visita a esta ciudad no esta completa sin un paseo por sus parques y por el rio Avon, el cual se puede recorrer en gondola aunque nosotros no lo hicimos pues el tiempo no animaba. En seguida se nota la influencia inglesa por doquier, se dice que esta es la ciudad con sabor mas ingles de Nueva Zelanda. Al pasar por la catedral vimos como una mujer sacerdote se despedia de los feligreses a la salida de la misa y entonces recordamos que en la iglesia anglicana las mujeres tambien pueden ser ordernadas como los hombres.


Al dia siguiente madrugamos un poco para hacer una excursion a Akaroa, que esta a 75 kms. Akaroa fue un asentamiento frances e ingles enclavado en el corazon de un antiguo volcan. Es la ciudad mas antigua de la isla sur y el recorrido en autobus desde Christchurch tiene paisajes muy bonitos y se para en algunos miradores de vistas esplendidas. Al llegar es muy agradable recorrer el pueblo plagado de arquitectura colonial, galerias de arte y cafes al lado del puerto. Se pueden hacer excursiones en barco en las que con un poco de suerte se pueden avistar unos delfines nativos de esta zona llamados delfines Hector.


... recuerdos del preso JA8491.

lunes, 12 de abril de 2010

Wellington

Otro autobus nos llevo en varias horas a Wellington, la capital de Nueva Zelanda. Al llegar fuimos al alojamiento que teniamos reservado y nos pusimos a jugar al pingpong que habia en la sala comun hasta que nos hicieron la habitacion. Una vez instalados fuimos a picar algo al Ernesto en la calle Cuba.

Satisfecho el estomago empezamos por visitar los jardines botanicos, que merecen la pena por lo bonitos y extensos que son y por la vista de la ciudad, ya que estan en un alto al que se llega en un funicular de hace 100 años. Despues se puede bajar a pie por los senderos marcados y asi se ve otra parte diferente de los jardines, que estan divididos por zonas tematicas.

Al bajar nos acercamos al Parlamento, que en realidad es un complejo de tres edificios de diferentes estilos: la casa del parlamento de estilo neoclasico, la libreria de estilo victoriano y otro edificio de los años 70 que por su forma lo llaman la colmena.





Despues dimos un paseo por el puerto que es un lugar con mucho ambiente y tipica zona de recreo pero los vientos eran fortisimos. Las nubes corrian a toda prisa y no habia quien parara por alli. Wellington tiene fama de ser ventoso pero aquel dia era de salir volando.

Asi que tuvimos la idea de meternos en el museo "Te Papa" hasta que se calmara el tiempo. Dicen es el mejor museo de Nueva Zelanda y ademas completamente gratis. Podemos atestiguar que no tiene desperdicio y da para entretenerse muchas horas sin enterarse de que pasa el tiempo pues es muy entretenido. En resumen: muy recomendable.

En la seccion sobre la naturaleza en Nueva Zelanda nos quedamos boquiabiertos con el calamar colosal que habia expuesto y con el esqueleto de una ballena azul suspendido del techo. Por la magnitud de cualquiera de estos dos animales uno puede pensar que son prehistoricos pero lo sorprendente es que ambos existen. El calamar fue capturado por casualidad en el 2007 en aguas del antartico y pesa nada menos que 495 kilos. Cuantas paellas no se podrian hacer con el!


Al dia siguiente recorrimos Oriental Parade, un bonito paseo al lado del mar que recuerda un poco a Getxo con sus casas señoriales.


Como nos gusto tanto el museo Te Papa volvimos de nuevo a ver lo que nos faltaba. Esta vez probamos un simulador de movimiento, no apto para los que tengan vertigo pero muy divertido. Hay tambien un simulador de terremotos con un nivel 6.6 en la escala de Ritzer, o sea, parecido al nivel del terremoto que asolo Haiti hace unos meses.

Esta gente tiene muy presente la actividad sismica que constantemente experimenta el pais, no en vano Wellington esta asentada sobre una falla. Nada menos que 15000 terremotos se registran en Nueva Zelanda al año aunque afortunadamente tan leves que ni se sienten.

Otra seccion del museo esta dedicada a la cultura y arte maori aunque por aqui pasamos mas rapido ya que faltaba poco para cerrar y ya habiamos visto Maraes (las casas talladas de madera maoris) en otros museos.

Terminamos nuestra visita con otro paseo por el puerto, esta vez con mejor tiempo y sacamos fotos del centro civico y el ayuntamiento. En la plaza del centro civico nos encontramos con esta pieza de arte urbano que nos fascino como a tantos otros que pasaban por alli.

lunes, 5 de abril de 2010

Napiers y Hastings

De Taupo cogimos un autobus a Napier, ciudad que se encuentra enclavada en la costa, en la region de la Bahia de Hawke.

Esta ciudad es turisticamente interesante por que su centro historico contiene numerosos edificios Art deco, estilo arquitectonico que tuvo su apogeo en los años 30 y que se origino en America. A pesar de la tragedia que sacudio la ciudad en 1931, cuando un terremoto destrozo completamente la urbe, la reconstruccion realizada en este estilo, en aquel tiempo muy popular, ha sido lo que le ha traido la fama y el renombre puesto que debido a su buen estado de conservacion ha sido nominada para estar en lista de la Unesco en el 2007. Asi pues Napier tiene el merito de ser la primera ciudad en Nueva Zelanda en obtener esta nominacion y la unica junto con otra ciudad en Miami de ser los mejores conjuntos de Art Deco del mundo.

En las fotos os podeis hacer una idea de como es este estilo. Seguro que os evocara, como a nosotros, el ambiente de las peliculas americanas en blanco y negro de detectives de los años 40, o a la sede del periodico Daily Planet de la pelicula de Superman.


Hicimos un recorrido que nos llevo buena parte del dia, incluido el paseo maritimo de la ciudad, que es muy fotogenico.


Por la tarde fuimos a Hastings, otra ciudad a 20 kms en la que nos alojamos, donde tambien tiene mas art deco que admirar mezclado con el estilo que aqui denominan de "mision española". Cuando llegamos eran sobre las 6 de la tarde y todo estaba muy muerto. Dimos un paseo y nos dimos cuenta que en el centro no vive gente, solo hay tiendas, restaurantes y cafeterias que cuando cierran hace que desaparezca todo el mundo. El sentimiento de soledad ya fue total cuando nos dimos cuenta de que la musica de piano que estaba sonando por la megafonia de la placita central no era otra que la marcha funebre de Chopin ... que apropiado.


Por lo menos encontramos un restaurante para cenar, el Vidal, que resulto ser de un pionero español llamado Jose Antonio Vidal que llego hasta aqui en 1905, vio que las tierras eran buenas para viñedos e instalo una de las primeras industrias de vino de Hastings, lugar que precisamente ahora es famoso por sus multiples viñedos por los cuales se puede hacer un recorrido e ir probando caldos.


Y esto es precisamente lo que vinimos a hacer aqui, asi que al dia siguiente lo dedicamos a caminar haciendo una ruta en la que probamos vinos hasta en tres diferentes viñedos: Vidal, Te Mata y Black Barn. Ademas hicimos una paradita para probar un helado de fresa casero riquisimo que vendian por alli.


Y para rematar la jornada una cena memorable en el 'Pipi', un lugar curioso donde todo el decorado desde las paredes, las sillas, las mesas, el frigorifico y hasta la etiqueta del vino eran color rosa chicle. Eso si, nos acordaremos por mucho tiempo del postre sublime.