lunes, 25 de enero de 2010

Las cuevas de Waitomo

Las cuevas de Waitomo se encuentran al sur de Hamilton, como a una hora en autobus, aunque es posible que sea mas facil ir desde Auckland debido a que por su gran popularidad se organizan muchas excursiones desde la capital. Las cuevas estan consideradas uno de los puntos fuertes de cualquier visita a Nueva Zelanda y se dice que atraen gente de todo el mundo para visitarlas. Por su interes geologico y por el entorno natural en el que estan enclavadas bien merecen una visita de un dia si se dispone de suficiente tiempo.

Nosotros no lo teniamos y tuvimos la dificultad añadida del transporte que resulto ser innecesariamente complicado: desde Hamilton el autobus supuestamente te dejaba en un pueblo llamado Otorohanga a unos 8 Kms de las cuevas y desde alli una furgoneta para cubrir los ultimos kilometros pero a nosotros nos pararon en un cruce bien pasado el pueblo debido a una confusion del conductor con lo que hicimos la ultima parte entre caminando y haciendo dedo. Este inconveniente hizo que el tiempo se nos quedara mas escaso asi que decidimos centrarnos en visitar la parte de las cuevas por las que son mas conocidas: la cueva de las luciernagas.


Al parecer esta es una caracteristica unica de la que no se tiene conocimiento de que exista en ninguna otra parte del mundo. Las luciernagas solo pueden sobrevivir en unas condiciones de humedad y oscuridad donde la luz que emiten pueda ser vista por los insectos de los que se alimentan. Tambien necesitan un techo que sea lo mas horizontal posible desde el cual puedan colgar sus pegajosas lineas de alimentacion y que a su vez les haga de parapeto contra el viento para que esas lineas colgantes no se sequen o se enreden.


Las cuevas de Waitomo les proporcionan el entorno perfecto y ademas tienen abundancia de alimento en los insectos que entran en la cueva a traves del rio, y que fluye a traves de la cueva.

Dentro de la cueva te llevan en una barca para poder admirar las luciernagas y es realmente un espectaculo. Parece algo asi como estar observando una noche de verano con el cielo completamente raso y salpicado de estrellas. La pena es que no permiten sacar fotografias para que los flashes no molesten a las larvas ya que de lo contrario su bioluminiscencia se debilita. Por lo tanto aqui teneis unas fotos conseguidas en internet para que podais tener una idea.

lunes, 18 de enero de 2010

Los jardines de Hamilton

Una ventaja de estar viviendo tan lejos de casa es que cuando toca hacer vacaciones, los lugares de veraneo son sitios tambien muy remotos que ni tan siquiera te plantearias. Uno de esos sitios es Nueva Zelanda

Muchas empresas obligan a coger vacaciones justo alrededor de Navidades porque entre las fiestas y el veranito, es muy raro que haya negocio. Como ese fue tambien nuestro caso, cogimos un vuelo el dia de Navidad y nos largamos a Nueva Zelanda por 2 semanas. Todo lo que os contaremos en los proximos 10 articulos seran nuestras vivencias de por alli.

A modo de introduccion os contare que que Nueva Zelanda esta dividida principalmente en 2 grandes islas. Nuestro viaje se centro mas bien en la isla norte. La isla sur tendra que esperar para la proxima ocasion.

El sitio donde aterrizamos se llama Hamilton. La ciudad en si no tenia gran cosa pero era el billete mas barato para volar. Lo mas destacado fue un paseo muy agradable por el rio hasta unos parques publicos muy elaborados que hay a las afueras.

Los jardines tenian un rosal enorme con variedades de rosas traidas de todo el mundo.


Tenian muchas secciones tematicas mas. Por ejemplo esta es una recreacion de un jardin renacentista italiano.


Y esta una reproduccion de lo que seria un jardin de un noble indio.


Alrededor de Hamilton hay varias excursiones interesantes que se podian hacer. Una de ellas era a las cuevas de Waitomo para ver las luciernagas. Esa os la contaremos la semana que viene. Otra excursion que se podria haber hecho es Matamata para ver el sitio que hizo de Hobbiton en la pelicula de "el señor de los anillos". Al final decidimos dejarlo porque al fin y al cabo el paisaje es muy similar por toda la region.


Un consejo para los que se quieran aventurar por aqui, es sobre los horarios de Navidad. En esas fechas puede ser una pesadilla el venir por aqui a cuenta de la cantidad de establecimientos que cierran, horarios reducidos, ... osea que si se viene entre Navidad y año nuevo es mejor tenerlo todo muy bien planeado de antemano.

domingo, 10 de enero de 2010

Un dia en las carreras

A medidados de Octubre unos amigos irlandeses nos invitaron a ir a las carreras de caballos. En Sydney se organizan coincidiendo con las de Melbourne que son las mas famosas, como ya explicamos en el blog en la pasada edicion.

Dentro del recinto, ademas de las pistas donde corren los caballos y las gradas para presenciarlos hay una sala enorme con pantallas gigantes para realizar las apuestas. La gente puede apostar tambien sobre carreras que se estan disputando en otros sitios en el mismo momento en que tiene lugar en Sydney ya que se pueden seguir las posiciones a traves de las pantallas.

Pero en fin, lo importante aqui es la diversion. Es una especie de carnaval. La gente se viste para la ocasion de una manera muy llamativa aunque no exactamente de disfraz sino mas bien en una interpretacion creativa de como va la gente a las carreras en Inglaterra. Asi tenemos a los jovenes, siempre mas atrevidos que se inspiran en los años 20, otros van estilo hippy muy estudiado, ...y otros mas clasico, con traje de vestir y corbata los hombres y vestidos muy coloridos las mujeres. A destacar las pamelas y tocados de los que se pretende sea el mas original y vistoso.


Aqui esta Marisa con una amiga irlandesa, Joana que llevo un sombrero muy discretito para la ocasion.


Ya que estabamos alli por primera vez nuestros ya avezados amigos nos enseñaron a apostar. Por ser la primera vez no estuvo mal y conseguimos un 10% de beneficio sobre 10 dolares que pusimos. Solo apostamos en una carrera y nos llevamos 1 dolar de beneficio: la suerte del novato. Esto no nos ha convencido para aficcionarnos a las apuestas aunque nuestros amigos hacen mucho mas que eso. Ellos han comprado junto con otros un caballo. Digamos que ellos han puesto la decima parte de lo que cuesta con lo que costean su cuidado, mantenimiento, los entrenamientos. Despues esperan recuperar y aumentar el dinero invertido cuando el caballo participe en las carreras y consiga buenas posiciones. Como veis es otra manera de invertir los ahorros como otra cualquiera.


Alberto opto por algo muy inusual en este pais que es vestirse con lino, lo que le daba la "discreta" elegancia de un mafioso colombiano.