sábado, 9 de agosto de 2008

Una vez y ni una mas

A quien le han perdido las maletas una vez, no desea que se las vuelvan a perder, y con la fama que precede a Rusia en cuestion de seguridad decidimos tomar precauciones. Nuestras mochilas son de 60 litros y pesan 9 kilos. El limite era de 7 kilos y ademas esta la prohibicion de no llevar nuestras cosas punzantes en el equipaje de mano. Asi pque nos buscamos una cajita de carton, pusimos las cosas punzantes, la ropa sucia y lo mas prescindible. De modo que si alguien se decidia a robarla, como minimo tendria que lavar la ropa. Y aunque al final no hubo que lamentar ninguna perdida, gracias a esta 'caja de Santo Tomas' pudimos llevar el grueso del equipaje con nosotros.

El vuelo salia el 28 de Julio de Moscu y llegaba el dia 29 por la tarde a Seoul, tras una escala de 4 horas en el aeropuerto de Dubai que fue divertida.

Por un lado, estaba la seccion de perfumes. Marisa se quedo fascinada con todos los perfumes que se comercian en el mundo arabe, que no se pueden comprar en Occidente. Vienen en envases muy elaborados que parecen sacados del tesoro de Ali Baba. Casi todos tienen un olor muy fuerte a maderas y especias.

Otra cosa curiosa es la tremenda actividad que hay en el aeropuerto, que no para en las 24 horas. Dubai esta estrategicamente situada a medio camino entre Asia, Europa y Africa. Eso hace que sea un sitio de paso para gente que, como nosotros, se desplazan de un continente a otro. Habia mucha gente de todas las razas imaginables, vestidos con las ropas de sus lugares de origen. A veces parecia que estabamos inmersos en un certamen folklorico o en un episodio de Startrek.

No hay comentarios: