lunes, 11 de agosto de 2008

Seoul

El viaje en avion se hizo largo, pero la verdad que la escala en Dubai ayudo fisica y moralmente. La primera sensacion al llegar a Seoul fue de calor humedo. La bonanza del verano seco ruso con veintitantos grados se termino. A partir de ahora, esto es lo que nos toca.

Seoul es una gran ciudad asiatica. Tiene cerca de 17 millones de habitantes, y aun asi tiene reputacion de ser la capital mas segura del mundo. Es un consuelo saberlo de ante mano, porque aunque las avenidas principales son muy modernas y ordenadas, con sus grandes rascacielos, las calles mas pequeñas sirven para rodar la segunda parte de Blade runner. Eso al principio te pone alerta porque es un entorno diferente, pero en cuanto tratas un poco con la gente te das cuenta de que hay que relajarse y disfrutar. La gente es muy amable y educadisima. Todo es tan diferente y tan abigarrado, que choca muchisimo.



Esto es Asia y aqui el mayor atractivo, es observar a la gente, que es lo que hacen, como lo hacen y porque lo hacen. Eso es enriquecedor y muy divertido. Pero tambien decidimos ir a visitar las principales atracciones de la ciudad, para conocer la historia y cultura coreanas.

Visitamos el palacio de Gyeongbok, que era la principal residencia de la familia real coreana. Este pais ha sido conquistado varias veces en su historia por sus vecinos japoneses, lo cual ha dañado mucho su patrimonio. Esto, al igual que Polonia, Letonia y otros en la misma situacion, les ha hecho llegar a la conclusion de que tienen que reconstruir partes importantes de su patrimonio que, como es el caso de Gyeongbok, desaparecio hace mas de 100 años. Os imaginais reconstruir Roma ?

El palacio estuvo muy bien y fue barato y ademas con guia en ingles gratis. Tenia hasta una guardia real custidiando la entrada, vestidos de epoca como en las pelis de 'kung-fu' y cada hora hacian el espectaculo de cambio de guardia.


Al lado del palacio esta el Museo folklorico que detalla el como se vivia en Corea, tambien my interesante y ademas gratis. Se nota que esta gente quiere darse a conocer.

Al dia siguiente visitamos otro palacio mas, el de Changdeok y sus jardines. Era similar al otro aunque tenia mas partes originales. Lo novedoso para nosotros fue el parque. Desafortunadamente no pudimos hacer grandes fotos de este sitio tampoco porque estuvo tambien nublado.


Una ultima cosa que tratamos de ver fue la puerta de Sungnyemun que es todo un simbolo para el pais, pero no vimos nada, pues se quemo en el 2008. Esto es lo que nos perdimos.

Otro aspecto que hay que tratar es el de los mercados. El primero que vimos fue el mercado nocturno de Dongdaemun. Empezaba a las 9 pm y terminaba a eso de la 1 am ... En una palabra; fascinante. Imaginaos que un martes a las 9 de la noche cierran al trafico el cacho con mas rascacielos de el paseo de la Castellana y ponen puestos de mercadillo por todos los lados. Y para rematar muchos de ellos cocinando comida en plena calle. Bueno, pues eso era el mercado de marras. Lleno de gente joven revolviendo en tenderetes, cantando y bailando en karaokes en plena calle y comiendo en puestos callejeros.


A parte de este, vimos dos mercados mas convencionales, el de Kwang Jang y el de Nandaemun que es enorme. Estos cuentan con una estructura fija donde siempre se celebran. Ademas tienen puestos de comida con mesas y sillas donde la gente se sienta a comer y cenar. Provamos varias cosas y fue una gozada. Aqui nos teneis disfrutando de una especie de tortilla a base de pasta de maiz molida en nuestras narices y brotes de soja.



Los coreanos tienen una cocina muy variada, y ha sido una pena no estar mas tiempo para probar mas cosas. Cuando paseas por la calle ves expuestos en los restaurantes de pescado grandes estanques con el genero vivo y cuando eliges lo sacan lo cociban y Santas Pascuas. Asi vimos peceras llenas de anguilas, mejillones de 20 cms y almejas de 15 cms.

Otra cosa tipica son unos cuencos con guisos muy sabrosos a base verduras con carne, pescado, morcilla, etc que suelen acompañar de arroz y pinchitos varios. Estos menus cuestan 3 o 4 euros y te pones ciego. Eso si, a los coreanos les gusta el picante y cada jamada iba acompañada de su correspondiente sudada

No hay comentarios: