sábado, 30 de agosto de 2008

Camino de China

El ferry prometia mucho. Salia a las 12 del mediodia de Osaka, y navegaba por el mar interior de Japon. El paisaje desde el barco es muy pintoresco, con un monton de islitas, que rebosan de vegetacion. El mar interior soporta bastante trafico maritimo pero no afea la experiencia.


Otro punto fuerte son los puentes que hay que cruzar. Son grandes obras de ingenieria que conectan las principales islas del pais. Dos de ellos los pasamos de dia, y los dos ultimos de noche, puesto que aqui se pone el sol a las 6:30 de la tarde.



A eso de la 1:30 de la noche entramos en mar abierto y automaticamente el barco empezo a cabecear mucho mas. Esto tambien cambio el ambiente en el barco. Pasamos de tener un ruido enorme en el barco con todos los nenes jugando, a tener bolsas para el mareo colgadas por todas partes.

A la manyana siguiente el mar estaba mas calmado y todo volvio a la normalidad pero por poco tiempo pues a eso de las 12 del mediodia, 48 horas despues de partir, estabamos atracando en el muelle de Shanghai, al ladito mismo del centro moderno de la ciudad.


La entrada la hicimos por el rio Yangtze, uno de los rios mas grandes del planeta, para despues meternos por uno de sus afluentes, el Huangpu, que es donde se halla Shanghai. Por cierto fue impresionante ver como un buen rato antes avistar la costa cambio el color del mar, de verde a amarillo fangoso, debido la cantidad de fango que arrastra el rio hasta la desembocadura. Bueno, quizas los desagues de Shanghai, con sus 15 millones de personas, tambien contribuye un poco.

Al final el viaje en ferry, merecio la pena, y ademas conocimos mucha gente interesante:
- Jan, un "joven" holandes de 51 anyos que se habia quedado sin trabajo y habia venido en el transiberiano desde Moscu, con una frescura de espiritu increible. Al final le apodamos "el holandes flipante"
- Lindsay, un escoces de 28 anyos que llevaba 8 meses viajando y estaba filmando para un programa que se emitira en el "Channel 4" britanico (http://www.101challenges.com)
- Sasha un serbio de 42 anyos que llevaba 15 anyos viviendo en Tokyo e iba a Shanghai a investigar si merece la pena moverse para alla.

No hay comentarios: