martes, 5 de agosto de 2008

Moscu

Para ir a Moscu si que teniamos coche cama en un tren nocturno, gracias a que ya lo habiamos comprado por internet con la ayuda de un ruso del trabajo, porque dicho sea de paso la pagina web en ingles no da la opcion de comprar billetes. La comodidad era aceptable aunque, el espacio era un pelin reducido para 4 personas. Asi nos hicimos una idea de lo que habria sido el transiberiano.


Llegamos el 23 de Julio enseguida nos dio la sensacion de que en Moscu hay poco que ver. Quizas sea porque la capital del pais estuvo fuera de alli durante los años que Rusia fue algo en la historia.

Una de las cosas que nos gusto fue San Basil, la famosa iglesia de los tejaditos de colores que sale siempre en las fotos. No es ningua maravilla pero resulto interesante. Resulto ser en realidad muchas iglesias pequeñas juntas, cada una de ellas construida para celebrar una fecha significativa. La que corresponde al 'cucurucho' central es la de San Basil propiamente dicha y conmemora la victoria militar sobre los tartaros que tuvieron sometidos a los rusos mucho tiempo. Una peculiaridad es que este tipo de iglesias se construian en el segundo piso. El primero se utilizaba como almacen, pues las iglesias como esta de ladrillo eran consideradas mas seguras, que el resto de edificios que eran de madera.

La plaza roja y el Kremlin estan bien pero no sorprenden mucho quizas por haberlos visto ya tantes veces en la tele.


Algo que sorprendio fue el monumento a Pedro el Grande. Es seguramente el conjunto escultorico mas grande que hemos visto. No sabemos la altura, pero podria andar por los 50 metros. Fijaros en el tamaño de las vallas blancas cerca del agua para coger referencia. Los moscovitas asi le agradecen al rey que se llevara la corte a San Petersburgo.


Si hay algo que merece la pena de Moscu son los grandes edificios de la epoca comunista. Se encuadran dentro de una corriente llamada realismo socialista, que trataba mediante edificios y estatuas de ensalzar la revolucion. Asi en vez de decorar con cristos y virgenes, ponian imagenes de trabajadores, campesinos con actitud orgullosa y la hoz y el martillo en vez de cruces. Quizas el mejor de todos estos edificios es universidad Lomonosov de Moscu. Si ampliais mucho la foto podeis ver a Marisa con los brazos en alto para hacer mas bulto en la puerta central... enorme eh?


En cuanto al metro, sus estaciones son una de sus cosas mas afamadas. Al igual que en San Petersburgo, cada estacion es diferente pero muchas parecen palacios por dentro con decoraciones ostentosas en marmol y bronce, mosaicos y lamparas enormes, pero todo dentro de la estetica de la revolucion con hoces, martillos, soldados y proletarios. Otra peculiaridad es su profundidad. En algunas lineas, las escaleras mecanicas tardan mas de dos minutos en subirte. Algunas estaciones son impresionantes, pero parece un poco contradictorio con la manera de pensar practica y austera del comunismo hacer algo asi especialmente en un sitio donde la gente va a la carrera y no se puede parar a admirarlo. Una lastima que nuestra humilde camara no fuera capaz de sacarlas, no se si con estas fotos os podeis hacer una idea:


No hay comentarios: