viernes, 26 de septiembre de 2008

Melacca

Decidimos volver a Kuala Lumpur para poder hacer un par excursiones. La primera de ellas a Malacca y otra a las "cuevas Batu". Ademas desde aqui tendriamos mejor combinacion para ir a la isla de Borneo. Tras darnos de alta en el mismo albergue que habiamos estado antes fuimos hacia Malacca. La combinacion que conseguimos fue un poco rara, porque habia que ir a otro sitio intermedio a las afueras de KL. Donde cogimos el billete parece estar en obras, asi que a lo mejor el punto intermedio era una estacion provisional. El caso es que despues de un par de horas conseguimos llegar a nuestro destino.

Malacca ha sido recientemente metido dentro de la lista de la Unesco, por la cultura peranakan y por sus edificios de la epoca colonial. La cultura peranakan tiene su origen en emigrantes chinos que se establecieron en la zona de los estrechos de Malacca. Se mezclaron con gente local y de ahi surgio una cultura criolla con su propia lengua, y cultura. Aunque hoy esa cultura ha sido practicamente fagocitada por la China moderna, en Malacca todavia se puede ver un barrio de principios del siglo XX donde ellos vivian. Las casas son muy chulas, de estructura parecen occidentales, pero tienen muchos elementos decorativos chinos.



Durante la ruta que hemos hecho por la ciudad hemos pasado por una calle que tenia en menos de 100 metros un templo chino, uno hindu y una mezquita. y del otro lado esta la zona europea donde se pueden ver iglesias catolicas y protestantes. Vaya mezcla de todo !

Malacca ya era un puerto comercial importante cuando los portugueses llegaron en 1509. Al principio fueron bien recibidos. Alli se comerciaba con India y con China, asi que pensaron que cuantos mas en la fiesta mejor. Sin embargo los comerciantes indios no estaban de acuerdo y convencieron al Sultan para que echara a los lusos. Asi que despues volvieron en 1511 y pusieron toda la carne en el asador. Tomaron la ciudad por las malas y la fortificaron, con vistas a defenderse no solo de los nativos sino de cualquier otra nacion europea que viniera por mar.


Y lo consiguieron hasta que la incipiente armada holandesa tomo la ciudad en 1641 tras 6 meses de bloqueo. Casi todos los edificios historicos que se conservan hoy son de esa epoca.


Entre lo poco que ha sobrevivido de la epoca portuguesa son las ruinas de la iglesia de San Pablo que es donde fue enterrado temporalmente San Francisco Javier cuando iba camino de su ultimo viaje a China. Despues sus restos fueron llevados a Goa en la India.

Los holandeses aguantaron alli hasta las guerras napoleonicas. Con Holanda invadida por los franceses, los colonos holandeses de Melacca decidieron poner la ciudad en manos de los britanicos, para evitar que tambien cayera en manos de Napoleon. Una vez derrotado este, se acordo que los ingleses deberian devolver la ciudad a los holandeses, pero antes de hacerlo se les vino a la cabeza una brillante idea ... demoler las fortificaciones, por si en el futuro tenian que volver alli en mision de guerra.

... Y es que esta claro que cada uno escoge su particular manera de dejar huella en este mundo.

No hay comentarios: