martes, 23 de septiembre de 2008

Cameron Highlands

Salimos del albergue de KL con intencion de ir a Ipoh y de alli a Penang al dia siguiente, pero al llegar a la estacion de autobuses nos dijeron que no quedaban billetes para Ipoh, asi que cambiamos de planes y nos fuimos a las Cameron highlands, que podriamos traducir como las tierras altas de Cameron, o los altos de Cameron, o algo asi. Al principio iba por autopista y eso unido a la comodidad de del autobus hizo ir todo viento en popa, hasta que torcio a la derecha y comenzo a subir a los dichosos altos. La ultima hora y pico fue una carretera con muchas curvas. El paisaje era muy bonito de jungla muy cerrada que se hizo mas dramatico al anochecer. Aunque tambien dramatico fue el mareo que nos agarramos con la manera de conducir del paisano del autobus.

Este sitio es popular porque es uno de los picos mas altos de la Malasia peninsular, y por algo mas banal ... aqui arriba hace frio. En un pais casi sin estaciones en el que siempre es calido y humedo, esta zona es una gran atraccion. Nosotros tuvimos que echar mano de mas ropa y abrigarnos porque estabamos a 17 grados ... como en Irlanda el mismo dia !

En las Cameron hay dos actividades principales. La primer es el senderismo por la jungla. Hay varios trayectos marcados. Te dice como entrar y luego solo tienes que seguir caminando hasta que sales. Nosotros nos hicimos uno del que nos gusto sobre todo el principio, con su vegatacion tan tipica, arboles caidos que habia que esquivar, ... Hay gente a la que esto le gusta, pero a nosotros al final nos parecio repetitivo, asi que despues del paseo de la manana decidimos, que ya habia sido suficiente jungla por esa semana.



Por la tarde nos dedicamos a la otra atraccion local, cogimos una excursion para ver plantacion de te y otros productos regionales. En total eran 6 paradas para ver diferentes cosas. Lo mas interesante de todo fue la plantacion y fabrica de te de la marca “Boh”, que se comercializa en Malasia, Singapur y Brunei.

Lo mas impresionante fue el paisaje, que es muy dificil de describir. La planta del te en si es un seto, que se parece mucho al que se utiliza para delimitar jardines. De hecho las hojas no huelen a nada especial. Aprendimos como la maquina que se utiliza hoy en dia, se maneja entre dos hombres para cortar las hojas superiores del seto cada 3 semanas, de modo que no se le deja crecer. Estas hojas se aspiran a un saco y se llevan a la fabrica. Alli una maquina que es la original de 1930 estruja las hojas de modo que las celulas de la hoja se rompen y se libera una enzima. Al estar en contacto con el aire la encima se oxida y entonces es cuando se percibe el aroma caracteristico del te. Para preservar la hoja en ese estado, se somete a un proceso de secado. Y por fin se empaqueta.


Es muy curioso porque en toda la plantacion no hay nada llano, son todo laderas. Y es que por lo visto el te a parte de solete necesita mucha lluvia, pero al mismo tiempo la tierra no debe encharcarse. Al final de la visita pudimos difrutar de un te en el balcon del restaurante.


Otra parada fue para ver una de las granjas de fresas. Supongo, que lo que os contaremos ahora, os sonara raro, pero como Malasia esta en el Ecuador, no tiene estaciones. Eso entre otras cosas significa que no hay una epoca determinada del año en el que los arboles pierden las hojas. Cuando a una hoja le llega su momento se cae, independientemente de lo que hagan las demas. Asi pues, las fresas tampoco siguen un ciclo. Simplemente se siembran y a los 3 meses empiezan a dar fruto, y a partir de ahi siguen produciendo todo el año, hasta los 2 años. No hay pico que la arrancan para poner otra planta mas joven.


Otra situacion parecida es la de las flores, que practicamente se dan siempre. Asi nos llevaron a ver algo que visita que nuestras madres hubieran gozado, una fabrica de rosas. Habia mas de 60 tipos. A parte habia otras flores. Nuestra favorita fue la “mariposa azul de filipinas”. Juzgar por vosotros mismos.


Otra parada fue una granja de mariposas ... enormes.


Por ultimo os contaremos, que el albergue que encontramos era muy popular y tenia muy buen ambiente. Las habitaciones eran los antiguos barracones del ejercito ingles, que segun aprendimos fueron echados de Malasia por los japoneses en la segunda guerra mundial en poco mas de un mes.

No hay comentarios: