jueves, 11 de septiembre de 2008

Hua Shan

Visto que la ciudad por dentro no daba mucho mas de si, decidimos probar suerte con otra de las atracciones cercanas a Xi'an, la montaña Hua Shan. Es una de las montañas sagradas del Taoismo. Ya oimos hablar de ella cuando fuimos a Mont Saint-Michel con Puri y Ramon.

El parque nacional en si tiene 4 picos. Hay un teleferico que llega hasta los 1500 metros aunque nosotros ese dia habiamos madrugado y pensamos que habia tiempo suficiente para subir andando. La ascension duro 3 horas y cuarto y es preciosa.




Sobre todo la ultima hora son un monton de escaleras en algunos casos muy inclinadas y a los lados hay cadenas para ayudarse a subir y bajar. Por cierto los guantes que venden en el pueblo y las tiendas que hay en la subida son una gran ayuda.



A veces las escaleras son asi de estrechas.


La culminacion es el ultimo tramo al que se conoce como el acantilado de los 1000 pasos, o algo asi. Hay dos escaleras muy estrechas talladas en roca viva, una de subida y otra de bajada, y son increibles. Cuando llegas aqui es cuando empiezas a comprender por que hay tanta gente que baja con calambres en las piernas.




Una vez alli arriba se puede elegir entre 4 picos que oscilan entre el pico sur de 1600 metros y el norte de 2100. Nosotros decidimos ir al pico oeste de 2038 metros.


El camino que lleva al norte, este y oeste pasa por otro de los grandes puntos fuertes: el risco del dragon verde. Es un risco con las escaleras tambien en roca viva, que tiene una anchura de menos de 3 metros en algunos casos y tiene una caida casi vertical a cada lado.




Asi tras otra hora y media mas llegamos al pico oeste, desde donde hay grandes vistas.



Hay gente que se queda a pasar la noche en refugios que hay alli arriba, para poder ver amanecer. Nosotros teniamos que volar pronto por la mañana asi que decidimos bajar para coger el ultimo autobus publico a las 5 de la tarde. Pero lo que no contaba la guia es que desde la parada del funicular hasta la del autobus de Xi'an hay que coger otro autobus que tarda 20 minutos. Asi fue que llegamos 15 minutos tarde y hubo que depender del bus privado, que hasta que no tuvo gente suficiente a las 7 de la tarde no salio.

Por cierto la bajada en teleferico fue tambien espectacular.


En total fueron casi 9 horas y unos 13 kms entre subir y bajar y casi todo a base de escaleras. Se hace duro pero es increible, de lo mejorcito del viaje hasta ahora. Por cierto estaria bien saber cuantas escaleras hicimos.

Al principio piensas que es un logro, pero despues recapacitas y te das cuenta de la cantidad de chinos que vienen a hacerlo, y dejas de sentirte especial. Eso si casi todos utilizan el teleferico para subir.

A parte del uso de los guantes para las cadenas, otro consejo por si venis es el que subais con mucha agua, porque cuanto mas arriba, mas cara, y no es por ser precio de turista sino para pagar el salario de la gente que la sube sobre sus hombros.



No hay mal que por bien no venga y el volver en autobus privado hizo que conocieramos a Summer y Ray una pareja de Shanghai que estaba de vacaciones. Fuimos a cenar con ellos y fueron unos grandes anfitriones. El conocerlos nos hizo pensar que es lo que hubiera sido nuestro viaje sin la barrera del lenguaje.

No hay comentarios: