lunes, 29 de septiembre de 2008

Batu Caves

El otro sitio que se nos habia traspapelado en Kuala Lumpur eran las cuevas Batu. Estas son unas cuevas que hay a las afueras, que han sido adoptadas por la comunidad hindu como un sitio sagrado. La cueva pricipal, que es la que sirve como templo no es muy larga pero tiene un par de galerias muy altas con varias entradas de luz natural. Asi que parece hecha a proposito para ser utilizada como edificio.


Para llegar a la cueva hay que subir una serie de escaleras bastante inclinadas. En total son unas 200 escaleras, con lo que en realidad esta al alcance de cualquiera, incluso de turistas norteamericanos.


Al lado de las escaleras han construido una estatua enorme de una deidad hindu.



En el templo hay unos monillos muy juguetones que hacen la delicia de los turistas. Aqui parecian estar jugando a mojarse con el agua de los charcos.


Tambien habia varias madres con monitos recien nacidos. Y era muy espectacular verlos agarrados a la teta y la piel de la madre. Seguro que os ha llamado la atencion que los bebes humanos cuando nacen tienen mucha fuerza en las manos, capaz incluso de soportar su propio peso. Algunos expertos afirman que esto es un vestigio de nuestro proceso de evolucion.


La anecdota del dia tuvo lugar, en el autobus de vuelta al albergue, cuando paro el autobus y se subio un hombre de un salto. Su forma de vestir era muy chocante. Llevaba camisa de vestir bien planchada pero sin embargo de cintura para abajo llevaba unos pantalones muy cortos a rayas que daban la sensacion de ser calzoncillos. La estampa era muy proxima a la de un amante que habia sido pillado in fraganti con la mujer de otro y habia tenido que salir huyendo por la ventana tras la llegada del marido. Sin embargo tras recuperar equilibrio y aliento en el autobus nos sorprendio cuando comenzo a pedir los billetes a los pasajeros ... extraña indumentaria la de este pica de Kuala Lumpur

No hay comentarios: