lunes, 3 de noviembre de 2008

Udaipur

Por la carretera hubo un punto en el que se termino el doble carril y el recorrido empezo a hacerse pesado e intranquilo. Hay que añadir que en la India los camiones circulan a 40 kmh lo cual dificulta mucho el trafico. Aunque otros factores como las carretas de bueyes sin luces de ningun tipo e incluso viandantes sin ningun tipo de señal luminiscente andando por las orillas de la carretera, tampoco ayudan. Hay que esquivar vacas y pitarlas para que se aparten y ademas estan los carros tirados por camellos a los que nuestro conductor en tono de guasa se referia como "aeroplanos indios".


Lo cierto es que ademas de las ciudades visitadas otro aspecto interesantisimo ha sido el propio viaje por carretera en si mismo por todo lo que revela. Segun pasabamos por campos en los que la gente trabaja arando con bueyes y pueblos de casas de adobe y paja con camellos, cabras y vacas entremezcladas con la gente se nos ocurria pensar: esto parecen escenas de la vida tipicas de hace 2000 años. De hecho el Rajastan es una de las zonas mas pobres y atrasadas de la India. Asi que solo se hecha en falta el pesebre y el espiritu santo para tener un "Belen" en toda regla.

Al llegar a Udaipur estabamos cansadiiiisimos. Rapidamente buscamos hotel y tras varios intentos nos fuimos a uno con patio interno y decoracion que parecia del cuento de las mil y una noches. Es sin duda uno de los alojamientos con mas caracter en el que hemos estado. En esta region, muchos de los antiguos ‘havelis’ (palacios o mansiones) han sido reconvertidas en alojamientos turisticos y el nuestro en concreto estaba bastante chulo, con paredes decoradas con pinturas, hornacinas en las paredes, ventanas con cristales de colores. La calidad, limpieza y confort del lugar era mediocre, como sucede en toda la India, pero haciendo honor a la verdad, el sitio era agradable a la vista.


Subimos a cenar al piso superior mirando al lago y un matrimonio de Valencia, Marisa y Paco, nos reconocieron al hablar que eramos españoles, asi que nos sentamos juntos a conversar un poco y a cambiar impresiones, pues una cosa que sucede al viajero en la India es que debido a los frecuentes 'shocks' se tienen la necesidad de poder hablar con otros viajeros para hacer terapia de grupo. Eran una pareja encantadora para los que sus 60 años no suponen ningun complejo. Y de hecho aqui los teneis viajando solitos por un sitio como la India, que no es precisamente el destino mas trivial del mundo.

Despues de cenar nos fuimos a dar un pequeño paseo para tener tambien una impresion de la ciudad de noche. Pudimos ver el palacio del lago iluminado. Este ocupa toda la superficie de una islita que habia en medio del lago. Fue construido por un Maharaja. Por cierto la palabra 'Raja" se pronuncia mas bien como "raya" y significa 'Rey' en la parla de aqui. De la misma manera el 'Maharaja' que se pronuncia como "Majaraya" es un rey de la hostia.

A quien madruga ... ya se sabe. A nosotros por lo menos nos ayudo con una temperatura muy agradable para pasear y moscones que todavia no habian empezado a desperezarse. Lo primero que vimos fue el templo hindu de Jagdish que no aporto nada nuevo seguido del palacio de la ciudad, de mediados del siglo XVII al igual que el templo. El palacio si que merecio la pena y dada la hora tan temprana que era pudimos disfrutar casi para nosotros solos.


Cuando por fin se desperto el estomago hicimos una parada en la cafeteria del palacio mirando al lago Pichola donde esta el palacio del 'Maharaja' que habiamos visto la noche anterior y otro que hay mas lejos en otra islita. Ambos funcionan hoy como hoteles de lujo. La cafeteria en si tambien es de lujo y el desayuno paso a la historia como el mayor capricho del viaje. Despues quedaba el hacer un paseo en barca por el lago, pero entre que duraba una hora y la intensa luz no favorecia pues ponia al palacio de la ciudad de espaldas al sol, decidimos dejarlo para otra ocasion.

2 comentarios:

César dijo...

Vaya viajecito más guapo que os habéis pegao!!!!

me alegro que todo haya ido bien... os asentáis ahora en Australia y luego seguís viajando?

ésto engancha más que la serie de House!!! así que seguid publicando capítulos

1 abrazote para los dos!!!

César

Alberto y Marisa dijo...

Cesar,

Muchas gracias por tu comentario. Se agradece mucho. No te preocupes que seguiremos informando, aunque lo haremos 2 o 3 veces por semana. Por que la verdad que lo que estamos viviendo en Australia hasta la fecha tambien es digno de contar.

Marisa y yo os espereramos a ti y Carmel. A ver si algun dia podeis pasaros por aqui.

Un abrazo,
Alberto