lunes, 24 de noviembre de 2008

Darwin

El susto fue mayusculo.

Llegamos al aeropuerto de Singapur, a la terminal de lineas aereas de bajo coste y nuestro vuelo no estaba en el panel de las salidas de vuelos. Algo huele mal ! Preguntamos a un empleado del aeropuerto y tras consultar en el ordenador nos dice que hoy no hay tal vuelo para ir a Darwin, con esa linea aerea. Hostias !

La linea aerea de marras, es Tiger Airways, y es de Singapur y al aprecer es de tan de bajo coste que no tiene ni un solo representante en el propio aeropuerto de Singapur que es de donde salen todos sus vuelos. Tras marear a las chicas del unico mostrador que habia en toda la terminal que era de Swissair, conseguimos que nos pasaran al telefono con los de Tiger. Total que esa ruta la habian cerrado el dia 25, osea 2 dias antes. Nosotros necesitabamos llegar a Australia y nos ofrecieron ir a Perth al dia siguiente o un reembolso. Nos fuimos por la segunda opcion y fuimos a buscar en Internet alguna otra aerolinea haciendo el mismo recorrido. Encontramos vuelos para 6 horas mas tarde con Jetstar y llamamos al seguro a ver si se hacian cargo de la diferencia del precio. Al final asunto arreglado, pero el susto fue gordo.

Aterrizamos y nos sellaron la visa. Entre el cansancio y todo lo demas al final no fue un momento emotivo en absoluto. El paso por el el control de cuarentena fue facil. Ya hablaremos otro dia de todo el tema de las aduanas aqui.

Las consecuencia de salir mas tarde fue que llegamos a las 4 de la madrugada alli. Total que entre conseguir moneda local y transporte al centro, nos dieron las 5. El problema fue que en este pais cuando hay normas, se cumplen para bien o para mal, y no hay mas que hablar. Total, que aguantamos hasta las 6 que era la hora en la que abrian las recepciones de los sitios. En todos nos decian que la entrada de nuevos clientes a las habitaciones no se hace hasta las 11 y como esas son las instrucciones, de poco sirve razonar con ellos. Al final conseguimos que uno nos dejara entrar ya a la habitacion y dormimos como bestias. Todo esta sucesion de eventos al final hizo que se nos desajustara el cuerpo y sufrieramos un 'jetlag' muy severo la primera semana en Melbourne.

A eso de las 5 de la tarde, osea al poco de despertarnos llegaron a la habitacion, que era de 4 habitaciones, 2 mochileros ingleses. Es muy tipico para irlandeses e ingleses el coger una visa especial de 12 meses que les permite trabajar, aunque no mas de 3 meses en el mismo sitio. Estos eran un buen ejemplo. Nos contaron que habian estado 3 meses en Darwin. Despues de haber visitado tantas cosas en 4 meses nosotros les preguntabamos si Darwin daba tanto de si como para pasarse 3 meses, y respondieron que trabajaban en la construccion y que pagaban bien. Al bajar a recepcion y ver todos lo jovenzuelos metidos en la piscina y bebiendo cervezas en las hamacas ... lo entendimos todo.

Salimos a dar un paseo a ver Darwin, y aunque no es muy grande ni tiene mucho que ver fue agradable. Nos dio la sensacion de ser muy tranquilito. Todo muy civico, arquitectura moderna y muchos espacios verdes, con gente paseando, corriendo, en bicleta ... o simplemente viendo el atardecer. El paseo nos llevo por la esplanada a lo largo de la costa y hasta el parlamento del territorio norte australiano, antes de irnos a cenar unas unas ostritas y otras guarradas.


Este pais es enorme, el vuelo interno tarda 4 horas de Darwin and Melbourne. Y para variar el nuestro era nocturno, con lo cual el desajuste estaba ya sellado. Pero animo que ya casi esta !

No hay comentarios: