jueves, 30 de abril de 2009

Las viejas de Vietnam

El articulo de hoy es algo insolito. Cuando estabamos en Sapa una de las niñas que nos acompañaba me pregunto que era lo que mas me habia gustado de Vietnam. Mi respuesta le sorprendio y probablemente le contrario ... pero mi opinion no ha cambiado un apice:

LAS VIEJAS DE VIETNAM SON LA HOSTIA !!!

Si en Nepal nos dio la sensacion de que las mujeres trabajan duro ... aqui mas bien parece que son ellas las que hacen todo el trabajo, y ellos simplemente se dedican a conducir sus motos. Y es que hemos visto mujeres de los 50 para arriba incluso a pie de zanja cavando con el pico para reparar una tuberia. Desempeñan este y otros mil oficios de sol a sol.


Las fotos mas tipicas de gente de Vietnam son precisamente estas mujeres, muchas de ellas abuelas, tan delgadas y enjutas que da la sensacion de que el tradicional sombrero conico abulta mas que ellas.


Pero en el cara a cara son todavia mas impactantes. Ves a muchas de ellas cargando con el tipico arco al hombro del que cuelga un cesto por cada extremo.


Las que son vendedoras cuando te abordan en la calle para venderte, lo hacen con un incisivo: !eh tu! Al principio eso molesta un poco, sobretodo viniendo de España, donde nuestra exigencia por el respeto ajeno no tolera algo asi. Pero cuando te das cuenta del poquito ingles que saben, te ries con ellas y no puedes sino admirarlas por lo echadas par adelante que son.

Es muy impactante verlas fumando tabaco de liar, con unas formas que a veces se asemejan mas a un porreta o un camionero que a una abuela.


Y luego estan las que juegan a cartas, e incluso golpean la mesa desafiantes, como si estuvieran diciendo "hordago megacuendiez!"


Ademas es muy curioso, que no se encuentran comodas encima de una silla. Si necesitan sentarse se ponen de cunclillas.


Quizas por eso las sillas en los restaurantes de Vietnam son tan bajitas y sin respaldo, para aproximarse asi a lo que la gente encuentra mas comodo.


Nos gustaria terminar este articulo con una foto que no pudimos sacar a tiempo. Una de estas abuelas estaba comiendo en un puesto de comida callejero cerca nuestro, y como no acababa de encontrarse comoda en la sillita de plastico opto por quitarse las chancletas y subirse encima de ella y colocarse en cunclillas. Estaba muy graciosa porque se le salian los dedos de los pies por el borde del asiento y asi daba la sensacion de ser un loro encaramado en el columpio ... por supuesto sin quitarse el sombrero.

No hay comentarios: