jueves, 12 de febrero de 2009

Angkor Express - 2

Asi anduvimos 4 horas absortos viendo "pueblos flotantes", desde los que los niños nos saludaban airosamente y en el que los mayores se afanaban en sus tareas diarias.


Despues el barco se metio en una zona canal entre matorrales. Una especie de carretera fluvial muy estrecha que transcurre entre setos de unos 3 metros de altura. A este punto hubo que desatar unas lonas que estaban recogidas del techo para que las ramas mas largas no fustiguen a los pasajeros dentro del barco. Tenemos algun video de esto. Ya lo subiremos al "youtube".


Cuando por fin se termino la "autovia del seto", el rio se volvio a abrir y al poco llegamos a un pueblo flotante de cierta entidad. Se notaba que aquel sitio tenia cierta entidad, porque habia escuela, ambulatorio, ... y como cabria esperar, todo flotando. Estos pueblos suelen cambiarse de sitio dependiendo de la estacion. Algunos de ellos se desplazan hasta 15 kilometros rio arriba y rio abajo entre una estacion y otra.


Aqui hicimos una parada para almorzar en un restaurante flotante. Al salir del pueblo el cauce siguio ampliandose, hasta que por fin llegamos al "Tonle Sap", el famoso lago del que ya hemos hablado. Su tamaño es lo suficientemente grande como para engañar al visitante, pensando que lo que esta viendo es el mar.


Despues de cruzar por el lago el paisaje cambia completamente de camino hacia Siem Reap. Ahora se transforma en algo asi como el campo en la provincia de Salamanca, un terreno llano, salpicado infrecuentemente de arboles ... con la salvedad de que los efectos de la crecida son todavia visibles y hay casi un metro de agua. La sensacion es muy rara, es como recorrer los campos de Salamanca en barco.


Y asi, despues de 7 horas llegamos a el ultimo pueblo flotante que es tambien el muelle para el Angkor express, a unos 15 kms de Siem Reap.

Este apasionante capitulo de "el hombre y la tierra" finalizo de golpe y porrazo, sin la famosa banda sonora, cuando una legion de conductores de tuk-tuk nos abordo ansiosa de poder hacer dinero llevandonos a nuestros respectivos hoteles.


Ofrecen un precio de 1 dolar americano, y nosotros aceptamos de buena gana. Al par de kilometros, el conductor detiene el tuk-tuk para echar gasolina y se ofrece a hacernos de transportista en los proximos dias por el parque arqueologico de Angkor. Nosotros le decimos que no lo necesitamos porque tenemos pensado ir en bicicleta. Entonces empieza a pedir 4 dolares porque dice el precio era 1 dolar asumiendo que le ibamos a contratar despues ... despues del tira y afloja y el "voto a tal", rapidos de reflejos paramos a otro tuk-tuk, en el que van una pareja de turistas norteamericanos que lo tienen contratado para todo el dia, y con un poco de mano izquierda conseguimos que nos lleven gratis. Asi que el listillo de turno tuvo volverse de vacio sin amortizar la gasolina que habia gastado, pero fue afortunado porque ese dia aprendio una palabra nueva: "gilipollas"

Siem Reap es muy turistico, lo que no es de extrañar dada la espectacularidad de Angkor, pero aun asi la gente no es tan petarda como en otros sitios. No marean tanto. Los peores, con mucha diferencia son los conductores de tuk-tuk. La mejor manera de que no te toquen las narices es alquilar una bicicleta. Todo es muy llano, y hay mucha anchura en las carreteras, y es muy divertido ir dentro de la marea de bicicletas que forman los paisanos. Ademas solo cuesta 1 dolar al dia. Como te ven con bicicleta, los tuk-tuk ven que contigo no hay negocio.

La oferta de hoteles es descomunal, y hay mucha competencia. Nos fuimos a uno que habiamos leido en la pagina web de "wikitravel" y nos quedamos asombrados de la calidad y del precio. Este sitio, junto con el de Battambang, probablemente sea el mejor en el que hemos estado, en todos nuestros viajes. Pero si la calidad es sorprendente, esperar a oir el precio ... el precio por noche fue de 3 dolares americanos, es decir 2 euros por noche. Asi de gusto viajar !

2 comentarios:

María dijo...

Hola Marisa + Alberto,

qué pena me da no poder seguir con regularidad vuestro blog.
Pero bueno, al menos de vez en cuando echo un vistazo.

Mi madre estaba preocupada por vosotros por las noticias que llegaban de los incendios en Australia. Pero ya hablamos con mamá-Luisa y nos dijo que estabais lejos de las llamas.

Un beso a los dos y que sigais disfrutando.
Soco

Alberto y Marisa dijo...

Hola prima,

Muchas gracias por escribir. Estamos muy bien aunque ahora mismo tambien un poco liados buscando trabajo y casa.

Ya nos diras a ver que te parecio el video del tren de Bambu, que nadie ha hecho ningun comentario.

Un abrazo muy fuerte para todos y hasta pronto,
Marisa