lunes, 13 de junio de 2011

Kangaroo Valley

Una noche en la sobremesa despues de cenar en el camping, el dueño del camping nos sugirio que si teniamos tiempo para volver a Sydney, lo mejor era dar un rodeo y meterse por el "Kangaroo Valley", osea el valle del canguro, que ademas de ser el nombre de el valle en cuestion es el nombre de un pueblo muy pintoresco.


El caso es que teniamos tiempo, y ganas de dar ese rodeo. Lo que fue un poco chocante es que al meternos por alli cambio el clima y el paisaje de repente. Fue como venir del Mediterraneo y al tomar una curva meterse en Asturias ... esa zona parece tener un microclima que la hace muy humeda y muy lluviosa. Todo muy verde ... y mucha sensacion de humedad.


Eso si, como no podia ser menos para completar nuestra inmersion cultural, se nos vino encima encima todo el folklore regional en forma de chaparron que no vimos llegar, y a pesar de darnos una buena carrera hasta el restaurante mas cercano, nos calo hasta el pancreas.

El pueblo tenia tiendas muy cucas, y entre ellas estuvimos en una de libros y revistas antiguos ... publicaciones de hace 60 años, entre ellas una revista para "caballeros" precursora de lo que hoy seria la "Interview" en España ... buenisima!!. En otra de las tiendas una señora nos conto que ella habia estado en Bilbao y mostro su aprecio no solo por el Guggenheim sino tambien por todo el parque que han hecho al lado del rio ... para nuestra sorpresa comparo Bilbao con Paris!! Bilbao ha mejorado mucho desde nuestra infancia pero ... A parte de semajante comparacion nos recomendo visitar un pueblo en lo alto del monte llamado "Burrawang"



De camino a Burrawang hay que salir por este puente que al parecer lo hicieron para ensayar una nueva tecnica para otro que hay en un barrio de Sydney.


Burrawang era incluso mas pequeño que Kangaroo Valley pero merecio la pena. Tenia una callecita, la principal y practicamente la unica, con todo edificios antiguos muy bien conservados. Esta era una tienda, cerrada por ser dia de festivo, en el que habia un letrero que rezaba que enviar un telegrama costaba solo ... 10 centimos.

No hay comentarios: